viernes, 18 de julio de 2008

Breve Reseña historica del Autorretrato Pictorico Moderno Occidental a través de la producción de artistas iconicos en el Arte.

La Historia del Autorretrato, esta íntimamente ligada a la historia del retrato, el desarrollo y cambios que en su historia puedan presentarse, son propiciados por los mismos factores que generaron el desarrollo del retrato, a lo largo de siete siglos. Las fuentes señalan que éste puede iniciar en occidente en el siglo XIV, “con algunos precedentes discretísimos entre la estatuaria gótica”. Mas haciendo un detenido análisis me atrevo a sugerir que el fenómeno del autorretrato, puede tener sus antecedentes en la pintura rupestre.Ya mencionamos que posiblemente los primeros vestigios del retrato se encuentren en las primeras imagenes creadas por el hombre y si estas imágenes la constituyen principalmente manos y pies, surgidas por la acción de siluetarlas, calcarlas o imprimirlas de sus propias extremidades, por lo tanto de ser que el mismo hombre prehistórico por acción suya y con sus muy particulares motivos imprimió su propia mano sobre una pared y no por acción de un segundo, podríamos estar hablando ya de un autorretrato.
De estos primeros indicios, la historia conformada por los vestigios, propiamente si nos llevan a confirmar indiscutiblemente que el autorretrato, se inicia como tal en el siglo XIV, en los albores de Renacimiento. Hasta este movimiento humanístico, el trabajo del productor artístico y por lo tanto el productor no era valorado, ya que se tenia por vil y mecánico siendo lo que se valoraba el resultado, es decir la obra. El nuevo pensamiento le otorgo importancia y valor a su trabajo al equiparle con Dios, ya que el artista poseía las cualidades de creación que Dios le había otorgado solo a él.
Sabedor de este don, el retratista se reconocerá con derecho de postergar su imagen. “ Los autorretratos de los artistas reflejan la nueva consideración antropomórfica del mundo, en la que el hombre vive en el centro del universo, generada durante el Renacimiento mientras simultáneamente lucha el artista por despergarse de su inferior condición de artesano para acceder a una nueva valoración social” “La tradición de este genero de retrato está ligada en ocasiones al valor social que el artista se iba formando y su independencia del gremio que le encargaba cierta temática en su obra”. Ademas de que también surge como un medio para mostrar sus aptitudes, ya que durante este periodo fungió como “ la carta de presentación del pintor para los posibles clientes, que podían juzgar , de primera mano, el estilo, la destreza y el parecido” que el artista podría lograr en posibles retratos.
Alberto Durero ( Alemania. 1471 - 1528) “ fue uno de los pioneros del autorretrato; delatando la nueva actitud del pintor y su nueva valoración de su condición como artista”. Para el si la pintura debe representar los temas más dignos, entonces el autorretrato supone toda una declaración acerca de la dignidad del artista”. “ Es el primer pintor obsesionado con su imagen”
Artistas como Sandro Botticelli (1445-1510) , Pietro Perugino(1448-1523), Rafael Sanzio (1483-1520) “ conscientes de su personalidad artística, no dudan en mezclarse” con la alta sociedad de su época, al pintar su efigie, en las obras que les lleguen a encargar. El artista del Renacimiento asume la misma actitud del la clase alta, en querese ve participe en escenas bíblicas y heroicas.
La mirada es un motivo central en el autorretrato del Renacimiento, ya que es el primer elemento que funciona como intermediario, entre el objetos de arte y el espectador. En el caso de que el artista no se hiciera un retrato exclusivo de él, sino que siguiendo se de las preferencias de hacerse participe de escenas, haciendo una revisión, de éstas, podemos identificar a los artistas ya que son los únicos personajes que miran afuera del acontesimiento pintado. En este caso, la insistente mirada del artista, es el que nos hace participes en la obra.
Lilia Pérez nos sugiere que “ el verdadero creador.. del autorretrato ( y retrato) con exploración psicológica... será Leonardo da Vinci, el cual lo realizara en la ultima etapa de su vida” , asi mismo la critica ha argumentado que la misma Mona Lisa posiblemente se trate de un autorretrato psicológico, presentado en el retrato de esta mujer.
Para el siglo XVII, el autorretrato del pintor esta asociado con una puesta en escena noble y una exaltación del ejercicio y del personaje del creador.
En este siglo se desarrollara Rembrandt , considerado el “Genio del autorretrato”. De el se conservan aproximadamente 90 obras en distintas técnicas, que constituyen documentos excepcionales para seguir su evolución técnica y humana. “Su obra nos brinda una completa autobiografía.” “Las obras de su juventud son de una gran vivacidad, seguro de si mismo; el claroscuro que llego a aplicar realzan con teatralidad la pose y el gesto de arrogancia del pintor; entre la sociedad estar ganando renombre, tiene fortuna y produce, no hay nada que lo inquiete o le haga perder la fe en el mismo. En su madurez, los autorretratos se vuelven más majestuosos , y seguros. En su vejes no ahorrara en detalles para presentar tanto la decadencia física” como moral en la que al final de sus días se vio sumido. Logrando autorretratos llenos del humanismo y sinceridad que en su época los artistas y su arte pretendían alcanzar.

Hacia el Romanticismo el artista que llama nuestra atención es Francisco de Goya, el cual se autorretratara infinidad de veces; pudiendo deducir, que el origen de este genero en su obra se debe a sus pretensiones sociales dentro de la España de su época y de la misma historia de la pintura , ya que recordemos que la mayor aspiración en su juventud era poder ser reconocido como el genio de su época. Analizando su obra podemos señalar que presenta las mismas condiciones que la obra de Rembrandt, en tanto al cambio de expresión que nos ofrecen de sus primeras obras, a las de su vejez.
En el siglo XIX, los Impresionistas, volverán a practicar con asiduo el autorretrato con motivos de estudio y experimentación de luz y color.
El autorretrato viviencial e intimo lo podemos encontrar a finales del siglo XIX, en Holanda, con el artista Vincet van Gogh (1853) - (1890), quien produjo al rededor de cuarenta autorretratos en un periodo de 3 años. Su caso es especial entre los artistas que se llegan a retratar, ya que escapa a la casi regla pretender crearse un status a través de ellos o como síntoma de narcisismo; al considerar a estas obras: trabajos como para si mismo. “ Se autorretará insistentemente como buscando en cada uno de ellos un indicio de cambio o bien exteriorizarse los cambios y crisis que sufría”, a demás del poder asegurarse a si mismo su propia existencia.
Entrando al siglo XX , la noción de autorretrato evoluciona, orientadores en torno a intenciones a veces opuestas. El autorretrato surgirá desde el estudio de las obras de Van Gogh, como un medio eficaz de autoterapia y autoconocimiento, conjugandose con los deseos de asegurarse como alguien en la sociedad. Hacia las Vanguardias, en el Expresionismo “Egon Schiele (1890-1918) hará al autorretrato motivo de su obra, claro señalando que esto fue común entre los artistas expresionistas alemanes; realizando al rededor de cien obras de este genero en los que va de uno a otro extremo experimentando consigo mismo. En su obra de poses extravagantes y desfiguradas nos enseña una especie de tensión entre el yo real y el yo pintado que más bien parece llevarlo a una despersonalización, a la búsqueda del otro yo”. En sus autorretratos se puede ver como va aumentando en su desarrollo, la tensión con un exceso de valores expresivos.
Francis Bacon (1909-1992) “Los retratos de sus amigos, a los que les pone el nombre, y los autorretratos constituyen la producción más abundante de su obra. Para Bacon el autorretrato ( y el retrato) es el intento de capturar una identidad más allá de los emblemas. Ir en búsqueda del núcleo de una identidad. Pinta insistentemente autorretratos ( y retratos) introduciendo, según su estilo, y necesidad torsiones y distorsiones de los ejes espaciales que dan como resultado la deformación de los rostros. En el movimiento del borrado y en el momento conflictivo en que la presencia parece a punto de disolverse rescata los rasgos mínimos y diferenciales entre uno y otro personaje. La abstracción, la reducción a los rasgos fisionómicos elementales, es un intento de transcribir el conjunto de sensaciones que el modelo retratado ( el mismo) suscita en él” .
Los autorretratos de Bacon son el claro ejemplo del autorretrato del siglo XX. Un autorretrato donde el artista sumido en la desesperación y angustia que le generó la sociedad de su tiempo , trata por medio del su retrato exteriorizar y hacer evidente su caos interior.
Entre otras muchas cosas, el autorretrato moderno y contemporáneo, se volverá un tipo de fetiche donde el artista puede autoterapiarse, ya que se vuelve una confesión por la que el artista desvela las cosas más intimas de su vida. Cuando se representa, el creador no se interroga solo sobre su identidad sino también sobre la misma esencia de su quehacer y sobre los limites de su libertad para crear. Por medio de la pintura, el pintor transforma la visión que tiene de el, del mundo exterior y de su propia creación.

Bibliografía.
Azara, Pedro “ El ojo y la sobra. Una mirada al retrato de Occidente”. Balcelona. Editorial Gustavo Gili. 2002.
Blanco, Alberto “ Autorretrato. Catálogo” Galeria Lopez Quiroga. México. Marzo 1987.
Elsen.E “ Los propositos del Arte” Madrid. Aguilar Editores 1971
Gombrich, E.H. “La historia del Arte” Madrid. DEBATE . Tercera edición 2002.
Gurben, Roman “ Del rostro al Retrato” Deparatamente de Comunicación Audiovisual; Publicitat. Univercidad Nacional Autónoma de Barcelona. Barcelona 2001
Perez, Lilia “ El Autorretrato Desnudo. Tesis “ La Esmeralda” México
Sanmiguel, David “ Retratos, rostros y expreciones” Barcelona. Parramon Editores 1998. p. 7
Serrano de Haro, Amparo “Mujeres en el arte… espejo y realidad” Madrid. Plaza & Joanes Editores. S. A. 2000
Toman, Rolf “El arte en la Italia del Renacimiento” Madrid. Könemann 1994

Internet
http://www.artehistoria.com/frames.htm?http://www.artehistoria.com/historia/obras/3029.htm
Adolfo Vásquez Rocca “Francis Bacon El desgarro de la carne y la deriva del yo” http://www.zonamoebius.com/00002006/nudos/avr_0206_bacon.htm